domingo, 4 de marzo de 2012

Agradecer...


Agradecer es el acto sagrado que tiene el alma cuando reconoce una Gracia llegando a su vida…
Y todo lo que llega hacia nosotros es siempre una bendición enviada por el Universo…
Cuando digo todo, me refiero a todo… porque todo es una bendición: las risas y los llantos, los amigos y adversarios… la caricia y el golpe… cada situación es siempre una experiencia (algunos le llaman pruebas) de la vida.
La queja y el victimismo se han quedado atrás, con la vieja energía… Ahora hemos creado una mayor conciencia y comprendemos que, ante el vendaval de experiencia que llegan a nuestras vidas solo nos queda aceptar… para comprender y entrar en ese estado de agradecimiento que nos mantiene conectados al espíritu.

Hay tanto por agradecer… Empezando por lo más simple, tu respiración: Inhalas fuerza, exhalas debilidad… el parpadeo de tus ojos, la sangre viajando por tu cuerpo, la vida que emana de ti… Tu mente, esa inteligencia que te permite conocer el mundo e interpretarlo a tu modo único… Tus sentimientos que hacen de ti un ser especial: nadie siente igual que tú, nadie se enoja como tú, nadie es capaz de hacer lo que haces por quienes amas… todo tu Ser manifestado a través de ese cuerpo maravilloso que es el vehículo en este viaje por la 3D…

…Siguiendo por tus alimentos… Hay un planeta repleto de manjares para ti y puedes comer lo que te apetezca… Frutas, hortalizas, verduras, cereales… y si estás aún vibrando en necesidad de comer carne, también… Todo ha sido puesto a disposición de nosotros para nutrir el cuerpo y disfrutar…
Mañana podrían cerrar todos los restoranes del mundo y no pasaría hambre porque la Tierra te brindaría todo lo necesario para nutrirte.

…Sigamos por el techo que nos cobija, por tener calor y abrigo en las frías noches… Por reunirnos con amor junto al fogón cada tarde y compartir historias y cuentos de cómo ha sido nuestro día… Por la ducha diaria, la ropa limpia, los artefactos que nos permiten estar conectados desde cualquier lugar y hacia cualquier punto del planeta… por las personas que hacen que tu vida sea más grata… por quienes limpian tu casa, quienes preparan los alimentos y por todos quienes están contigo, acompañándote en este dulce caminata que es tu aprendizaje terreno…

…Continuando… nutrimento para el alma: tenemos bellos amaneceres o atardeceres… Largas caminatas con tu perro por la orilla de una playa, encuentros con amigos del alma… el olor del Jazmín en primavera… el crujir de hojas secas en otoño… La Poesía, la literatura, el baile… Todas las manifestaciones de arte están ahí para poder deleitar nuestras almas… y el amor… las caricias y la certeza de sabernos amados… esa mano amiga que se extiende en la dificultad… ese guiño cómplice de tu pareja…

… y hay todavía más…
Podemos agradecer estar vivos, poder sentir… emocionarnos con la sonrisa de un bebé… con el canto de las ballenas, con ver florecer el desierto porque ha llovido después de 100 años…

El agradecimiento es la manifestación de que vives en estado de Gratitud… porque la Gratitud es vivir alineados con el flujo de la divinidad…

Y cuando hablo de agradecer no me refiero a ese gracias que damos por ser bien educados y que está en el Manual de Carreño… Agradecer es una fuerza que brota del alma… que nos impulsa a mirar hacia lo alto para exclamar Gracias, pensar Gracias, y sobre todo SENTIR Gracias…

Dime ahora: Puedes agradecer todo esto o necesitas perderlo para reconocer que recibes bendiciones a diario?

Por mi parte, yo me despido con mi mantra favorito:

Gracias… Gracias… Gracias…
A ti por leerme… al Universo por conspirar siempre a favor mío y por todo lo que Soy… Y por lo que doy, que es lo único que me llevaré cuando tenga que partir…

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...