martes, 30 de diciembre de 2008

Como crear abundancia



Todos los pasos para crear abundancia de la A a la Z

A – Todas las posibilidades, absoluto, autoridad, afluencia, abundancia.
B – Lo bueno y lo mejor.
C – La calma o despreocupación y caridad.
D – Ley de la oferta y la demanda, dharma.
E – Exaltación del éxito de los demás.
F – En cada fracaso reside la semilla del éxito.
G – La gratitud, la generosidad, Dios glorificador, así como el gran espacio y objetivo.
H – Hacerse feliz y humanismo.
I – Intento o intención.
J – No es necesario juzgar.
K – Caleidoscopio en el campo de todas las posibilidades y el poder organizador.
L – El lujo y el logro del amor.
M – La meta de ganar dinero para otros y motivar a los demás.
N – Decir no a la negatividad.
O – Los valores opuestos en coexistencia; oportunidad para la comunicación abierta y honesta.
P – El propósito en la vida y la posibilidad pura.
Q – El quid del asunto.
R – Recibir es tan necesario como dar.
S – Servicio y saber gastar.
T – La trascendencia, la conciencia sin tiempo, el banco de talentos y el tributo o diezmo.
U – Comprender la unidad detrás de la diversidad.
V – Valores.
W – La conciencia de la riqueza.
X – La expresión de la apreciación y agradecimientos honestos a todos los que nos ayudan.
Y – El yacimiento del vigor juvenil.
Z – El zumo o gozo de la vida.

Deepak Chopra


Me® 

domingo, 7 de diciembre de 2008

Nacer de nuevo



Conocí mi segundo nacimiento
cuando mi alma y mi cuerpo se amaron
y se casaron

Khalil Gibran

Me® 

viernes, 14 de noviembre de 2008

Osar...



Se imaginan que pasaría si cada vez que nos vemos enfrentados a una de esas experiencias que llamamos fracaso nuestra reacción fuera: ¡Pues qué bien, otra vez la vida me está regalando una oportunidad de cambio, para poder crecer… ¡Bienvenido sea!
Creo que el sufrimiento no existiría… Nuestra visión optimista de la vida nos llevaría a buscar alegremente otros caminos y no quedarnos estancados en el dolor.

La base de todo sufrimiento es la resistencia al cambio. Sufrimos porque no somos capaces de abandonar una relación que ya murió y nos quedamos pegados, al lado de alguien que quizás también sufre porque la vida ya no es hermosa a nuestro lado… Sufrimos porque no tenemos el valor y la honestidad de dejar ese trabajo que ya no nos hace felices por temor perder prestaciones y el prestigio que hemos alcanzado…

El tema principal también es que nuestros valores estás trastocados. Pensamos que lo único valioso son las cosas materiales que poseemos y por eso nos quedamos pegados a un matrimonio por temor a perder el status social que este nos ofrece o por miedo a adentrarnos en la experiencia laboral. Lo mismo hacemos con un trabajo que nos aporta ciertas regalías, a pesar de que el ambiente es insufrible. Elegimos el valor de la apariencia y así nos hacemos esclavos de muchos sufrimientos.

Sería tan fácil soltar… ser libre… atreverse a entregarnos a la experiencia que la vida nos está ofreciendo.

Los cambios siempre son buenos y muy refrescantes… nos inyectan energías nuevas, nos mantienen despiertos y entusiasmados… la rutina nos adormila y todo vuelva a empezar…

Quiero invitarte a osar… Atrévete a hacer algo distinto… a iniciar algo que nadie hizo nunca… a caminar por senderos inexplorados y sobre todo a vivir desde el alma y no desde la razón… Te sorprenderás descubriendo que vuelves a ser tú mismo/a… que te reencuentres con tu verdadero SER.

Bienvenido al mundo de los osados.

Me® 

domingo, 2 de noviembre de 2008

Taroteando…



Todos los días pienso en escribir un libro acerca de las anécdotas que me suceden en la consulta del Tarot. A pesar de que la mayoría de mis consultantes son personas conocidas y que llegan a mi por recomendación oral ya que no me publicito como tarotista o tarotera en ningún medio, hay situaciones que me hacer sentir en la dimensión desconocida, pero he aprendido a tomarme las cosas con humor y sobre todo a no juzgar. Con el tiempo nada me sorprende porque he visto la cara oculta de las personas y sé que bajo sus máscaras esconden deseos inconfesables de todo tipo.

Un día llegó a mi consulta una señora mayor, de unos setenta y pico años. Se hacía acompañar por su gato siamés porque creía que le habían hecho un mal (al gato) que, recuerdo se llamaba Melgasbal, o algo similar, una mezcla de Melchor, Gaspar y Baltazar ya que se lo regaron en la fiesta de los Reyes Magos. Me negué a hacerle una lectura al gato, pero aceptó que le hiciera una interpretación de cartas a ella.

Otra vez llegó hasta mí una mujer desesperada porque su hija se iba de la casa  y quería retenerla – ¿Por qué quieres retenerla si ella lo pasa pésimo en tu hogar, mira, sale la carta del Diablo? – Es que si ella se va mi marido también se va porque lo único que lo retiene en casa es ella… - Pero acá veo a su padre lejano, muy distante y poco piensa en ella – Ahh, ese es su padre biológico y vive hace años en Suecia y la llama solo para sus cumpleaños…  ¿Entonces? – Es que mi pareja actual se ha enamorado de ella y dice que solo por ella permanece en casa, si ella se va pierdo a mi marido…  Ufff!! Ese día cerré la consulta temprano porque me sentí muy mal el resto de la tarde.

Inolvidable aquella chica con su excesiva y no asumida obesidad mórbida que me dice: lo único que yo quiero saber es si él, con su nueva polola lo hace con condón o no…

O aquel muchacho triste con sus mechones pintados de colores que lloraba porque su pareja, Mikael, se había ido a vivir con una chica, retornando así a la heterosexualidad y preguntaba en forma obsesiva: ¿Ella lo hace más feliz en la cama que yo?

Hace poco llegó a mi consulta una chica de apariencia dulce y fragil, de signo Libra que había conocido a un chico por internet y que este huía de ella - ¿Por qué? – y me respondió que él se había enamorado a tal punto de ella que necesitaba escapar… En realidad todo era tan confuso con ella que le pedí que fuese más clara. – Es que Igor me dejó, pero ahora llegó a mi casa a trabajar de jardinero. – Cómo así? – Si, se disfraza a llega todos los a trabajar a mi casa - ¿Y se le nota el disfraz? – No, porque este es un hombre viejo - ¿¿?? – En verdad no se parece en nada a Igor pero yo se que es él… Le advertí que estaba yendo demasiado lejos con su imaginación, pero se fue muy molesta porque no la creí…

Siempre he tenido claro que solo atraemos lo que vibra en tonos similares y me preocupa tener estos consultantes un tanto freak, pero conversando con mis colegas taroteros me dicen que es normal que llegen algunos consultantes “especiales”. En general quienes llegan a mi consulta son personas que buscan en el Tarot un consejero, un amigo que les oriente y están dispuestos a hacer el trabajo interno que la vida les exige a través del Tarot… pero hay de todo en la Viña del Señor…

(¯`•.•´¯)¸•´¯`
.`•.¸¸.•´♥ Mer"

viernes, 31 de octubre de 2008

Buenos y Malos



Dicen que el malo de la película es el mejor pagado en una producción fílmica, a modo de compensación por los malos ratos que deberá pasar al ser identificado por mucho tiempo (y a veces toda su vida) con “el o la villana”. Lo mismo sucede en las telenovelas, el o la antagonista son jugosamente recompensados por hacer sufrir durante todos los capítulos a los protagonistas…

También se dice que cuando vamos a encarnar, el consejo de ancianos pregunta: ¿Quién va a ser el malo de esta historia? Y nadie levanta la mano… Entonces el consejo encargados de distribuir los roles en cada encarnación les dice: “Pues a quien se ofrezca de villano para hacer crecer a estas almas le daremos el doble de luz o conciencia que al resto”, y ahí algunos empiezan a pensarlo… De pronto deben ofrecer mucho más iluminación para que quieran venir a hacer de malos a la Tierra porque cada almita sabe muy bien que no es nada fácil cargar con ese mote durante lo que dure su encarnación.

No estoy haciendo una apología a lo que llamamos “maldad” sino que quiero mostrar que ser malo es también una misión para evolucionar en la tierra. Si no tuviésemos obstáculos en la vida no habría razón para luchar y es en la batalla donde se pulen los guerreros de la luz… A veces decimos que mala es esta persona o la castigamos duramente porque sentimos que causa un mal irremediable…. Y lo que deberíamos hacer es honrarlas por hacerse presente en nuestras vidas mostrándonos ese aspecto duro o difícil de la vida… No es fácil… pero empaticemos un poco ¿Cuántas veces hemos sido juzgados nosotros de malos? Es un juicio que nos lastima, sobre todo porque suele venir de personas a las que amamos profundamente… pero nosotros, en el fondo sabemos que no es maldad lo que estamos haciendo sino que es una lección… cuando  se castiga a los hijos, cuando se obliga a alguien a tomar algún remedio desagradable o cuando simplemente ignoramos a la gente porque su comportamiento nos ha cansado…

Pues los villanos no están disfrutando de lo que hacen pero sin duda una fuerza superior puede estar impulsándolo a actuar así –y aquí quiero hacer una separación a esa maldad inconsciente que muchos practicamos desde el ego que será materia para otro escrito- Los actos de maldad de los otros pueden transformase en enseñanzas de todo tipo.

Si pudiéramos dejar de encasillar cada experiencia como buena o mala, estaríamos más abiertos a la comprensión de las grandes verdades de la vida. Pero en esta experiencia tridimensional vivimos la dualidad de las cosas y de ahí extraemos las enseñanzas…

Los “malos” son una minoría en este planeta y solo vienen porque deben generar eso que algunos llaman “eventos de destino” para que nosotros podamos evolucionar.

Seguramente costó convencer al alma de Hitler, que se encarnará para vivir la experiencia de el gran megalómano genocida… pero lo hizo, se atrevió  y como seres espirituales debemos honrarlo por ello… Gracias a eso la humanidad tomó conciencia de hasta donde se podía llegar si no poníamos límites… Y sin duda el alma de Pinochet volvió a la fuente con unos cuantas unidades más de luminosidad (y me costó mucho  aceptar esto) pero es así… Nosotros no vemos, o no queremos ver más allá y quizás por eso no nos desarrollamos en lo espiritual. Nos cerramos. Creamos el bando de “los buenos y los malos” como si esta fuese una película y nos perdemos la experiencia de evolucionar en plena conciencia.

Evitemos los juicios y abramos la mente para comprender que el Universo marcha en completa armonía y que cada suceso obedece a un propósito superior que quizás hoy no tenemos la capacidad de comprender.

Recién ahora, a esta altura de mi vida soy capaz de comprender esto y me atrevo a honrar a todos esos “malos” que se han cruzado en mi camino para hacerme crecer, para desarrollar mi sentido de justicia y sobre todo para hacerme consciente de que solo experimentando ambos lados de la dualidad nos podemos iluminar.

A todos los “malos” de mi vida, hoy los honro y los bendigo… ¡Gracias por ayudarme a evolucionar en esta encarnación!

Mercita

miércoles, 29 de octubre de 2008

¡Que se cumplan mis Deseos!




 ¿A quién de mis amigos lectores no les gustaría que todo aquello que desean se cumpliera?
Creo que todos y a cada una de las personas sobre la tierra les gustaría cumplir sus sueños y les tengo una gran noticia: ES POSIBLE TENER TODO AQUELLO QUE DESEAN!


Pero antes de que puedas cumplir cualquier deseo, éstos deberán reunir ciertas características:

1.- Aquello que deseas debe ser algo absolutamente necesario para ti. Es decir, puede que estés necesitando un automóvil nuevo, pero estás deseando un Ferrari, ¿pero de verdad necesitas un Ferrari? ¿No sería mejor un automóvil más económico? Debes ser realista y muy consecuente con tu vida... No pidas una mansión si no serás capaz de mantener esos gastos.

2. Debes tener muy claro que es lo que deseas. Sé concreto y específico porque el Universo no entiende ambigüedades. Si lo que deseas es un viaje no es lo mismo un viaje al Congo que un viaje al Caribe con toda tu familia tumbados en una playa y atendidos en un hotel 5 estrellas… Especifica tu deseo con todo detalle para que pueda cumplirse tal cual.

3. Visualízate con tu deseo ya cumplido. Jamás visualices el canal por el que tu deseo llegará. Si pediste dinero para satisfacer todas tus necesidades debes visualizarte con el dinero en las manos, sintiendo la emoción de tenerlo y gastándolo en satisfacer cada una de tus necesidades, gozando la dicha de tenerlo, pero nunca debes visualizar como lo consigues.

4. Trabaja por tu deseo. Si lo que buscas es un buen trabajo, no esperes a que alguien toque a tu puerta para ofrecerte el trabajo soñado. Debes salir a entregar currículos, hojear los periódicos, buscar las oportunidades. Seguro que el trabajo ideal está esperando por ti en algún lugar y no saldrá a buscarte.

Si tu tan anhelado sueño cumple con todos estos requisitos, empieza ya a disfrutar porque en cualquier momento llegará a tu vida.

Recuerda que cuando deseas algo con todas las fuerzas de tu ser el Universo conspirará para que este llegue a ti.

Mer

Déjanos tu huella...